miércoles, 15 de agosto de 2018

TAPA DE HOY


ATENCION LUDOPATAS




El juego es un vicio. Hay gente que abandonó sus obligaciones familiares por culpa de una ruleta, por culpa de la quiniela y últimamente la pasión se centraliza en las máquinitas tragamonedas.
Máquinitas que han sido creadas y patentadas por una persona o empresa de Las Vegas donde reciben el 15% de todas las máquinas tragamonedas que hay en el mundo, y por supuesto las que se instalaron en la Argentina en gran cantidad de años atrás.
Las máquinitas significan un entretenimiento para la gente de edad pero también la juventud se deja seducir por la magia de esas máquinas que ya no tragan monedas, traga billetes y traga fortunas. Hemos estudiado el fenómeno y pensamos: no hay máquina fabricada por el hombre que el hombre no pueda domesticar. Y de eso hablaremos desde hoy en Estrella. El viernes la seguimos. No se lo pierda si usted es aficionado por las máquinitas.
Primera nota: a- Si usted se divierte y a veces gana y las más de las veces pierde, tiene mala propaganda. Hay gente que cree que si lo vieron en un casino jugando en una máquinita pierde prestigio personal, agarra fama de timbero, o directamente de ludópata, porque las máquinitas crean adicción. Y no aceptamos que no se le permita a una persona grande que ya no puede ir a jugar al fútbol, ni un partidito de básquet y no sabe jugar a las bochas o esta solo o sola, simplemente. Para esa persona esas máquinitas son una bendición. Pero una bendición peligrosa: usted debe ir al casino con la plata que le sobra no con la que le tiene que dar de comer a su familia.
b- Si hemos pagado $1000 para ver un show de Midachi en Teatro Verdi usted no puede culpar a una persona mayor o joven, no viene al caso, que algún dia esa plata la invierta en las máquinitas. En una de esas vuelve con más de $1000 en cambio cuando va al teatro, al cine o cenar afuera no la trae de vuelta a su casa.
c- Comenzamos con el consejo de un amigo: no le aconsejamos a nadie que vaya a jugar a las máquinitas pero si ya empezamos a aconsejarle que no vaya con la plata que se puede convertir en la comida de su familia o algo así.
d- Ahí va una cábala para que usted la pruebe. Si le va mal es porque usted no le ha hecho caso, le puede ir bien, muy bien o regular. Regular en el supuesto caso que usted no siga este consejo probado y comprobado que su éxito depende de usted y no solo de la suerte:
1.       Hagamos de cuenta que usted lleva $1000 o $500 al casino. Lo primero que hace decide cambiar todo lo que usted lleva por billetes de $50 o menos.
2.       Elija una máquina que haga ruido, que es lo más lindo y emocionante del juego ocasionalmente las máquinas “tocadas” para que los Sábados y Domingos den menos ganancias se quedan sin voz.
3.       Usted ya tiene en un bolsillo 20 o 10 billetes de $50. Si es una persona pudiente pueden ser billetes de $100 en el supuesto caso que usted pueda ir con $2000 al casino. ¿Ya eligió la máquina?
4.       Y fíjese que tenga un bolsillo de su pantalón referentemente que sea de atrás vacio. Coloca un billete en la máquina y juéguela al mínimo. No se entusiasme cuando usted pone $50 y tiene $80 usted aprieta el botón que le devuelve un ticket que usted guarda en su bolsillo de atrás es importante por cábala que sea rápido que usted pueda guardar un ticket esas son cosas del azar, no se va de esa máquina. Pone otro billete del mismo monto y vuelve hacer lo mismo cuando tenga un 20, 30, 40, 50% más de lo que usted puso en la máquina vuelva hacer lo mismo y guarde el ticket en el mismo bolsillo cerrado que no se tiene que abrir hasta que usted decida irse del casino.
5.       Cuando perdió cámbiese de máquina elija bien y le reiteramos nunca vaya ni sábado ni domingo. Cuando usted se quedo a jugar a 6, 7, o 10 máquinas ni se le ocurra sacar algún ticket de los que tiene guardado atrás y de terminada su actuación en el casino. Se va a la caja cobra los tickets y se va a su casa tiene que tener mucha mucha mala suerte parta irse perdiendo de  lo que usted habia llevado y ni se le ocurra, reiteramos empezar a jugarse los tickets que usted ya habia reservado en el bolsillo cerrado.
Si con ese sistema no gana con seguridad la culpa es suya y si gana mándenos un regalito a Estrella de lo que usted ganó.